Sé Friki

domingo, 22 de marzo de 2009

Reencuentros


Hay muchas cosas que contar de la semana de Fallas: Alcohol, drogas, mujeres, sombras, pólvora, homosexualidad, amaneceres, peleas, fulanas, fulanos... y mucho más. Hay historias graciosas e interesantes, de sexo loco y de lesbianas quinceañeras, todo para mayores de 18 años.

Pero hoy no me encuentro con ganas de relatar todos esos acontecimientos, en el fondo son cosas vacías. Es una semana en blanco.

-Hola guapa
-Hola
-¿Que tal?
-Nada, aquí, tomando un café y eso
-¿Y eso?
-Es una forma de hablar, no significa nada
-No esperaba encontrarte por aquí
-Ni yo a ti por aquí...
-Bueno, me marcho ya, no te molesto mas, adiós
-No, no, no me molestas

Me siento en la silla. El garito era como un pueblo fantasma, aunque poco a poco iba llegando gente. Una bombilla agoniza durante un segundo, seguramente el filamento no aguante a mañana. Sobre la mesa hay una taza, sobres de azúcar, una servilleta y otra rota en mil trozos.

Bebo un poco. Aun está caliente, demasiado caliente.

-Hace mucho tiempo que no nos vemos
-Si mucho
-¿Cuanto hace ya? ¿3 años?
-No, creo que mas, la última vez que te vi me dijiste que me ibas a llamar al día siguiente...
-Digo muchas cosas
-...y no llamaste
-¿Que esperabas?
-Lo que me prometiste
-Prometo muchas cosas

Iba de camino a una librería, no sabía que libro iba a comprar, pero no quería seguir leyendo esa basura de Stephen King. Entonces miré por el cristal, esperando ver cualquier chica escotada tomando café con sus amigas cotorras, pero la encontré a ella que iba muy escotada.

-He estado pensando
-¿A si? Sorpréndeme. No, espera, déjame adivinar...
-Tengo un dinero ahorrado
-No hace falta que pagues, antes no te cobraba
-¿Y si nos fuéramos de viaje?
-No digas tonterías, hace mas de 3 años que no se nada de ti, aparte, eres un cabrón
-Siempre fui bueno contigo
-Hasta que te fuiste sin pantalones con una escusa de mierda
-Conocí a otra chica
-Eres un cabrón
-Bueno, este es mi número, sabes, podemos volver a quedar
-¿Como amigos?
-Yo no tengo amigas

Se ríe. La primera vez que sonríe desde que estoy allí. No diré que tiene una sonrisa preciosa porque es mentira. Tiene una sonrisa normal, como las de todo el mundo. Pero al menos me sonríe.

-Te llamaré
-Eso espero
-Vete idiota

Si no os gusta... mala suerte, cuando tenga ganas os contaré la historia de la judoka y de la lesbiana de 16 años.

5 comentarios:

MCN dijo...

judoka! con j!
Se nos enfada, no lo recuerdas?¿
No sé por qué, pero la chica de la historia me suena... eso de los pantalones... hmmmmm.

Tramp dijo...

fixed

si, es ella. Solo tengo una historia de salir corriendo sin pantalones, un dia que no tenga nada que escribir la escribiré.

Alvaro dijo...

No se si contarlo.....ok, lo cuento...no, mejor no...Bueno que carajo!!!lo cuento!!!:
Una vez no me pude follar una chica porque creía que me había cagao en los pantalones. Cuando llego a mi casa y reviso la susodicha prenda,veo con estupor que no me había cagao nada, sólo había sido una ilusión.
Bueno ya lo he dicho.

HelenB dijo...

Con lo que mola Stephen King...

PrrrK_03 dijo...

¡Queremos las historia de las JBs lesbianas ya!