Sé Friki

domingo, 28 de octubre de 2007

144


Ayer, tras jugar la segunda parte de la campaña de la partida de rol de L5R salí de fiesta. Fui a casa, dejé los manuales y me cambié, y tras estar un par de horas bebiendo cocacola ligth sin cafeína me fui a la discoteca.

En el garito habían muchos tíos, pero aun así se podía ver entre el mar de testosteronas pequeñas islas de mujeres. Y todas están buenas. Fue increíble, todas tenían pechos increíbles, curvas perfectas, labios rojos y carnosos, seguramente la mayoría estuvieran operadas, belleza artificial, pero me daba igual.

Al final de la noche vi a tres chicas, una gorda, una mujer de unos 35 y una chica que me dejó sin aliento. La chica no era especialmente espectacular, no era como las demás chicas del garito, pero aun así no podía dejar de mirarla. Estuve el resto de la noche debatiéndome en un duelo interno de si le decía algo o no. Cuando uno no bebe es más difícil encontrar el valor necesario para lanzarse.

Ligar es como cazar tiburones a puñetazos: Mejor ir borracho.

Al final de la noche me volví a casa, solo, claro. Tengo que dejar de obsesionarme tanto con el sexo opuesto, cada vez soy mas enfermizo.

7 comentarios:

Ellohir dijo...

Tío, que no eres australiano...

Uchiha_M dijo...

Vuelve a beber, pero con moderación

Perry Mason dijo...

Joder nen, eso me pasa a mi cada jueves!!!

XD

HelenB dijo...

No podrías dejar de obsesionarte por las tías, lo llevas en la sangre. Es como decir "tengo que dejar de respirar"

Tramp dijo...

helen, ya creía yo que ibas a decir "es como dejar de pajearte"

XD

HelenB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
HelenB dijo...

Joder! no he caido >_< ¿Puedo cambiar mi respuesta?